Aplausos por derechos mínimos

Saltos, aplausos, cánticos y pancartas en Tembleque porque la sanidad se mantenga como una garantía social, lo cual es en realidad una Condición Universal declarada en la Declaración de los Derechos Humanos  (artículo 25). La alegría es una reacción lógica pero que la noticia exista es solo propio de un país que se declara a sí mismo, profundamente subdesarrollado.

Entradas populares de este blog

Independence Galicia? NEVER will happen...

Pasado y presente de la política y la economía españolas