Y ahora RIPta...

Mientras los ordenadores se autodesintegran por arte de Voldemort y los juzgados se inundan o arden se nos van yendo también en los momentos más oportunos todas las fuentes de pruebas criminales económicas y perseguidores de crímenes económicos. Y ahora RIPta.


Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia