Causalidad, no casualidad.

Es bien sabido que el fútbol siempre ha sido un atractor innato de la violencia y del terror, no es una cuestión de grupos aislados y controlados de gente como nos quieren hacer entender. Es un fomentador y globalizador de la ignorancia, la incultura y el comportamiento acívico de toda clase en toda la civilización humana y a lo largo de toda la historia del fútbol. No conozco deportes más tóxicos para la mente y la convivencia entre personas pues si lo llaman deporte y no cultura, (que manda huevos en ambos casos), el toreo está a la par. Pero eso sí, la combinación enre fútbol y malestar social en un país fallido, aún puede darnos alarmantes noticias jamás vistas antes. Intentos de lavados de cara, sí, obviamente los hubo, los hay y los habrá.

Entradas populares de este blog

Independence Galicia? NEVER will happen...

Pasado y presente de la política y la economía españolas

Science in Spain. The never ending illness?