Pocos tan macabros los dejan aparecer en televisión

Este señorito, a cada día que pasa se está definiendo como un buen hijoputa de libro.





Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia