Estás dispuestos a agotarnos... Y se nota.



Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia