Rearmarse no suena muy pacífico.



Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia