El que la hace, en España no la paga. Pero a veces tiene que apandar con el abucheo...

Hay a quien le molesta oír realidades

Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia