No es nada sorprendente

A este lobo solo le quedaba el disfraz de lobo.

Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia