Un pequeño paréntesis para relajarse

No existe la Constitución que está abolida. Es un hecho tan irrefutable que no tiene posible argumento en contra.

Entradas populares de este blog

La colonialidad en Galicia